Tipos de planos y consejos para empezar a fotografiar

2019-05-08T17:00:13+00:00 By |Diseño gráfico|

Artículo de: www.domestika.org
Tipos de planos y consejos para empezar a fotografiar

Iníciate en la fotografía dominando los tipos de planos y sus usos con Jesús G. Pastor

No todos nacemos con el arte de saber encuadrar: si bien iniciarse en la fotografía requiere de algunos conocimientos técnicos, dominar los tipos planos en el momento de realizar una fotografía es el punto de partida para obtener buenos resultados y darle significado a aquellos elementos que queremos destacar.

El fotógrafo y fotoperiodista Jesús G. Pastor (@jesus_g_pastor) -que imparte el curso Introducción a la fotografía digital en Domestika- nos explica cuáles son los diferentes tipos de plano y para qué sirven, así como algunos factores a tener en cuenta cuando se define un plano o se realiza un retrato.

Los tipos de plano en fotografía

Entendemos el plano en fotografía como la proporción que tiene el objeto o personaje dentro del encuadre. Cuanto más protagonismo se le de a un único sujeto o elemento, éste cobrará más importancia expresiva y emotiva. A continuación detallamos la lista de los planos más comunes en fotografía.

Plano general (PG)

En este plano tanto el entorno como el sujeto tendrán protagonismo en la imagen. Se utiliza para dar contexto de la situación en la que se encuentran los elementos o sujetos y especialmente para las fotos grupales, ya que se aprecia un amplio campo visual y los personajes son presentados de cuerpo entero.

Plano medio (PM)

Se le considera uno de los planos más comunes y naturales, ya que la persona estará situada a una altura natural frente a nosotros. En este caso, el corte del plano va desde la parte superior del individuo hacia arriba, es decir, desde la cintura hasta la cabeza. El plano medio se utilizará especialmente para retratos y fotografía de moda.

Primer plano (PP)

El primer plano es considerado el más representativo para el retrato y comprende los hombros, el cuello y el rostro. En este punto, será clave dominar algunos aspectos técnicos como las sombras o los brillos, el enfoque o la exposición.

Este tipo de plano, junto al primerísimo primer plano y el plano detalle, es muy expresivo, evoca intimidad y confidencia con respecto al sujeto y, en consecuencia, el contexto pasa a desaparecer o a carecer totalmente de importancia.

Primerísimo primer plano (PPP)

Es aquel que va desde el mentón o la barbilla hasta la frente. Considerado uno de los referentes del retrato cinematográfico, aquí el rostro es el máximo protagonista y añade más intensidad y emotividad que en el primer plano. En este tipo de plano, los elementos de la composición -sobre todo los ojos- son de vital importancia.

Plano detalle (PD)

El plano detalle consiste en encuadrar un único elemento aislando su contexto. Cuando se trata de un sujeto, en este plano se busca su máxima capacidad expresiva, por lo tanto, se suele utilizar para destacar emociones, como pueden ser la felicidad o la tristeza a través de una sonrisa o una lágrima.

Factores a tener en cuenta al realizar el plano

El objetivo -conjunto de lentes que formar parte de la óptica de la cámara- que utilicemos, la profundidad de campo -la zona de la imagen que está nítida o bien enfocada, se controla a través de la apertura del diafragma- y la distancia focal -la distancia entre el centro óptico de la lente y el sensor de la cámara, se mide en milímetros- juegan un papel esencial en la construcción y la composición del plano en fotografía. A continuación, mostramos varios ejemplos visuales para que puedas ver de forma clara cómo pueden afectar estas decisiones sobre la imagen.

– En función del objetivo y de la óptica. A continuación, se muestran dos ejemplos de cómo varía la imagen según la óptica que se utilice -de 24 mm y de 70 mm-, con la misma distancia frente al sujeto:

Óptica 24 mm: – En función de la profundidad de campo: el resultado será notablemente visible en retratos y planos medios, como se muestra a continuación.

Con diafragmas muy abiertos (F 2.8) conseguirás fotografías con mucha nitidez en el sujeto y con el fondo desenfocado:

Con diafragmas muy cerrados (F 22): conseguirás que en tus fotografías el sujeto y el fondo estén enfocados:

Si quieres aprender muchos más trucos y técnicas fundamentales de fotografía te recomendamos el curso de Introducción a la fotografía digital que Jesús G. Pastor imparte en Domestika.

Te puede interesar:

Fotografía para la imaginación, un curso de Silvia Grav.

Fotoperiodismo y fotografía social, un curso de Manu Brabo.

Dirección de modelos para fotografía, un curso de Eduardo Gómez (Alter Imago).

Fotografía de producto en alta velocidad, un curso de Paloma Rincón.

Fotografía para bancos de imágenes, un curso de Muna Estudio.

Óptica 70 mm:

Artículo de: www.domestika.org

About the Author: