Este Museo del Cómic está creado por fans de la historieta

2019-07-11T15:00:10+00:00 By |Diseño gráfico|

Artículo de: www.domestika.org
Este Museo del Cómic está creado por fans de la historieta

Hacía falta un lugar para poner en valor la historia de los cómics, así que decidieron crear un museo. Hablamos con uno de sus responsables

Es increíble que, en un país con tanta tradición comiquera como España, hasta hace poco no existiese ni un solo museo dedicado al Noveno Arte. Tras aguardar otros proyectos que nunca llegaban, y movidos por su pasión por los cómics, Paco Baena y José Luis Villanueva decidieron, hace unos años, que había que hacer algo.

El recién inaugurado Museo del Cómic de Sant Cugat, una pequeña localidad a las afueras de Barcelona, es su proyecto soñado y una respuesta desde la iniciativa privada a la inacción de las administraciones públicas. Instalado en un edificio del siglo XIX recién remodelado, el Museo efectúa un exhaustivo recorrido por la historia de los cómics, desde 1865 hasta la década de los 2000, con más de 700 ejemplos distintos y haciendo especial hincapié en las obras originales.

Hablamos con Paco Baena para conocer los entresijos del proyecto y constatar, de paso, que la pasión con la que nos responde dice mucho del duro trabajo detrás de una de las iniciativas culturales más emocionantes de España. ¿De dónde surge la idea de crear un museo dedicado a la historia del cómic?

De la pasión por el medio, de la inacción de las administraciones y de la necesidad de reconocer su importancia artística y sociológica. De la necesidad de poner en valor autores e historia.

Hacéis un recorrido exhaustivo por toda la historia del medio, ¿qué porcentaje de las piezas son vuestras y cuántos años os ha costado recopilar una colección tan grande?

El Museo propone un recorrido de 135 años, desde las primeras manifestaciones del medio hasta más allá del año 2000. Es el resultado de muchos años de coleccionismo e investigación, de miles de publicaciones consultadas. La unión de las colecciones privadas de tres teóricos del medio que han pasado media vida recopilado publicaciones y originales artísticos.

De todas las piezas del museo, ¿cuáles son las que más os gustan, por cercanía personal o importancia histórica?

Cada época tiene su referente, dependiendo de la edad de la persona. Son muchas las piezas importantes del Museo. Algunas incluso únicas, como En Caricatura, el primer tebeo de la historia, que data de 1865. En lo personal, quizá me quedaría con algunos originales de enorme importancia en la evolución del medio. Autores como Apeles Mestres, Opisso, Jesús Blasco, Vicente Roso, Laffond, Ambrós, Ibáñez, Escobar…

¿Por qué es importante la existencia de este tipo de museos, dedicados a la historieta?

Hay que recuperar la historia de un arte que lleva años exigiendo un espacio de estudio y análisis. Poner en valor su evolución, sus autores y corrientes. Los tebeos son uno de los más fidedignos espejos sociales y costumbristas: 150 años de historia artística y social.

¿Qué tipo de visitantes estáis atrayendo, por el momento?

El Museo pretende atraer a visitantes de toda edad y condición social. Los tebeos han sido, y son, compañeros de viaje, especialmente en la infancia. Cada visitante puede verse reflejado en un título u otro, en un periodo determinado, dependiendo de su edad. Desde personajes primitivos a los héroes y creaciones más recientes; desde trabajos de autores como Mecachis o Xaudaró a los de Carlos Giménez o Paco Roca[/url].

¿Sentís que, aunque sea por la popularidad del cine de superhéroes, el cómic es un arte que se está reivindicando más en tiempos recientes?

Todo suma… es indudable que el cine de superhéroes lo hace, pero el mayor mérito viene del recorrido global del medio, quizá con mayor incidencia en el trabajo de las últimas décadas, puro arte. De hecho, algunos museos iniciaron ya hace años la adquisición de obras pertenecientes al mundo de la historieta. Aparte de la exposición permanente, en septiembre inauguráis una dedicada a Ibáñez. ¿Por qué empezar con él?

Es indudable que se trata de nuestro creador de mayor resonancia nacional e internacional, un autor en activo que merece el homenaje de todos. El primer Museo del Cómic tiene la obligación de dedicarle esta exposición, a modo de homenaje.

Es un museo completamente autofinanciado, sin ayudas públicas. ¿Cómo ha sido el proceso para conseguir los medios económicos?

Todo el mérito corresponde a la familia Villanueva, que no solo ha puesto el edificio y la restauración del mismo, sino también una parte importante del contenido. Todo por amor al arte del cómic. Nosotros, Josep María Delhom y yo, hemos aportado nuestros conocimientos del medio, y también el trabajo de campo y nuestras colecciones.

El museo del cómic de Badalona lleva diez años paralizado, ¿creéis que faltan ganas o ambición en este tipo de proyectos culturales en España?

Es obvio que sí, quizá también desconocimiento, de lo contrario no se entiende que la historieta lleve tantos años en el olvido desde el ámbito internacional.

Web del Museo del Cómic

Te puede interesar

Humor gráfico: danos la tira nuestra de cada día, un curso de Liniers.

Dibujo a lápiz para cómics de superhéroes, un curso de Salva Espín.

Creación y desarrollo de novelas gráficas, un curso de María Luque.

El cómic es otra historia, un curso de Paco Roca.

– Ver más cursos de cómic y humor gráfico.

Artículo de: www.domestika.org

About the Author: